Pasta con calabacín a la crema

Pasta con calabacín a la crema
Raciones 2
Esta receta es una versión modificada de una receta del libro de "Cocina vegetariana" de Jenny Stacey. Es una receta muy fácil y rápida porque la salsa prácticamente se hace en lo que tarda la pasta en cocerse. Y, con lo rico que está, es ideal para hacer un plato riquísimo cuando no te apetece estar mucho tiempo en la cocina ^_^
Comparte tu opinión
Imprimir
Tiempo total
20 min
Tiempo total
20 min
Ingredientes
  1. • Pasta para dos personas.
  2. • 1 calabacín.
  3. • 2 dientes de ajo.
  4. • El zumo de un limón.
  5. • 1 tetrabrick de 250 ml. de nata líquida vegetal de soja.
  6. • 2 cucharadas de almendra cruda molida.
  7. • 1 cucharada de levadura de cerveza.
  8. • Queso vegano rallado.
  9. • Aceite de oliva, sal y pimienta.
Instrucciones
  1. Primero de todo, ponemos la pasta a cocer en abundante agua con sal -cuidando de que se quede al dente- y con orégano y albahaca secos.
Mientras, vamos preparando la salsa
  1. Picamos los dientes de ajo y cortamos el calabacín, bien limpio y sin pelar, en tiras muy finas. Para esto es ideal un pelapatatas ya que salen las tiras muy finitas.
  2. Ponemos a calentar en una sartén dos o tres cucharadas de aceite de oliva virgen y echamos el ajo picadito. Cuando empiece a dorar, agregamos el calabacín en tiras y un poco de sal, removemos y dejamos hacer unos minutos. Después, echamos el zumito de limón y seguimos haciendo para que el calabacín lo absorba bien.
  3. Cuando el calabacín empiece a estar blandito, agregamos la almendra en polvo, removemos un poco más y echamos en seguida la nata líquida. Salpimentamos, echamos la cucharada de levadura de cerveza y dejamos que se haga a fuego medio y se vaya espesando y consumiendo la nata.
  4. Cuando la pasta esté cocida, la escurrimos bien y la añadimos a la sartén con la salsa. Removemos y servimos con un poco de queso vegano rallado por encima y espolvoreamos con orégano y albahaca si queremos.
Notas
  1. La levadura de cerveza no es imprescindible. Por su sabor fuerte, en la cocina vegana suele emplearse para imitar el sabor del queso parmesano ya que, efectivamente, se parece bastante.
  2. La almendra en polvo tampoco es de la receta original por lo que, si en ese momento no tienes, puedes hacer la receta sin la almendra sin problema.
  3. Si te gusta mucho la pasta con queso, puedes añadir también parte del queso rallado cuando eches la nata en la sartén y que se funda con la salsa mientras se hace.
  4. Lo que sí es importante e imprescindible es el zumo de limón. Le aporta un gusto acidito muy especial y característico de esta receta. ¡No dejes de echarlo!
TernUra Guisada http://ternuraguisada.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *