Ensalada de alubias blancas y quinoa

• 2 tazas de alubias blancas cocidas (pueden ser de bote, pero ecológicas y sin conservantes).

• 1 taza de quinoa.

• Unas ramitas de brécol (a gusto, aproximadamente entre 1/4 y 1/2 de un brécol pequeño).

• 1 taza de pepinillos en vinagre.

• Un puñadito de pipas de girasol crudas, sin tostar (puedes echarlas tostadas pero varía el sabor y crudas son más sanas).

• Semillas de sésamo negro.

• Perejil picado.

• Eneldo seco.

• Aceite de oliva virgen extra, sal y vinagre.

Primero de todo, lavamos bien las ramitas de brécol y las cocemos apenas 5 minutos en agua hirviendo. No hay que pasarse para evitar que el brécol se quede blando o cambie mucho de color: tiene que estar al dente, no blandurrio. Es muy importante. Cuando estén un poco blandas, escurrimos y enfriamos debajo del grifo para cortar la cocción. Dejamos enfriar.

Lavamos la quinoa un poco en un colador debajo del grifo y la cocemos con el doble de volumen de agua que de quinoa (en este caso, dos tazas de agua para una de quinoa). Para cocer la quinoa la ponemos en una cacerola o cazo con el agua a fuego fuerte, esperamos a que alcance el punto de hervor y, una vez alcanzado, tapamos, bajamos el fuego al mínimo y cocemos 10 minutos.
Una vez cocida escurrimos y dejamos enfriar.
Mientras, cortamos los pepinillos en rodajitas y los mezclamos en un bol o ensaladera con las alubias bien escurridas también, las pipas y el sésamo. Cuando el brécol la quinoa hayan enfriado, las añadimos también a la ensaladera.
Echamos bien de sal a gusto y aliñamos con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, eneldo seco, un poco de perejil picado y bastante vinagre.
removemos todo y… ¡a disfrutar!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *