Coliflor al horno con salsa tahín y frutos secos

-2 personas-

Prep time: 35 min

Cook time: 10 mim

Total time: 45 min

Ingredientes:

• 1 coliflor.

• 1-2 puñaditos de frutos secos crudos (almendras, nueces, pipas de calabaza…).

• 1 puñadito de arándanos secos.

• Hojas verdes (rúcula, espinacas, lechuga…).

• Salsa tahín  (ver receta: http://ternuraguisada.com/verduras-asadas-al-comino-con-salsa-de-tahin-y-limon/).

Para el majado:

• 1 diente de ajo pequeño.

• Salsa de soja.

• Aceite de oliva virgen extra.

• 1 pizca de cúrcuma.

Preparación:

Lavamos la coliflor y la cortamos en arbolitos pequeños. Precalentamos el horno a 180-200º. Aplastamos bien el diente de ajo en un mortero y mezclamos con el resto de los ingredientes del macerado y lo echamos en una fuente en la que mojaremos la coliflor bien por todos lados. Dejamos reposar una media hora moviendo la coliflor de vez en cuando para que el majado la impregne bien por todas partes.

Transcurrido este tiempo, sacamos la coliflor y la metemos en la bandeja del horno sobre papel de hornear unos 7-10 minutos.

Sacamos y servimos en un plato echando por encima las hojas verdes, los frutos secos, los arándanos y finalmente la salsa tahín.

Pasta con salsa de coliflor, coco y anacardos

Pasta con salsa de coliflor, coco y anacardos
Raciones 4
Comparte tu opinión
Imprimir
Tiempo de prepa.
10 min
Tiempo de cocción
30 min
Tiempo total
40 min
Tiempo de prepa.
10 min
Tiempo de cocción
30 min
Tiempo total
40 min
Ingredientes
  1. • 2 tazas de coliflor cortada en ramilletes
  2. • 1/4 taza de aceite de coco ecológico
  3. • 1 y 1/2 cucharada de levadura nutricional
  4. • 1 cucharada de mostaza
  5. • 1/4 cucharadita de cúrcuma
  6. • 1 ó 2 dientes de ajo laminados
  7. • Sal
  8. • 2 tazas de leche de avena
  9. • 2 cucharadas de miso blanco (o 1 pastilla de caldo vegetal eco, en su defecto)
  10. • 1/2 taza de anacardos crudos
  11. • Pasta integral para cuatro personas
  12. • Vinagre de manzana
  13. • Parmesano vegano para espolvorear
Instrucciones
  1. En una sartén grande y algo profunda ponemos el aceite de coco al calentar. Una vez caliente, agregamos la levadura nutricional, la cúrcuma, el ajo laminado y una cucharadita pequeñita de sal. Removemos a fuego medio aproximadamente 1 minuto hasta que empieza a desprender aroma. Añadimos la leche de avena, mezclamos bien, removiendo, y dejamos a fuego lento para que empiece a cocer.
  2. Cuando coge el punto de cocción, añadimos el miso, la coliflor previamente lavada y escurrida, y los anacardos previamente picados o molidos. Removemos y seguimos cociendo a fuego moderado unos 20 minutos, hasta que la coliflor ablande (siempre al dente, nunca tanto como para que se quede muy blanda).
  3. Mientras cuece el guiso, vamos por otra parte poniendo la pasta a cocer siguiendo el tiempo de cocción marcado por el fabricante. Una vez cocida, escurrimos y reservamos guardando un poco del agua de la cocción.
  4. Una vez transcurrido el tiempo de cocción del guiso de la sartén, lo llevamos a una batidora y lo batimos hasta conseguir una crema o pasta con algunos trocitos.
  5. Volvemos a llevar esta mezcla a la sartén y lo seguimos cocinando de nuevo a fuego lento un poquito. Añadimos la pasta ya cocida y escurrida, un poco de vinagre de manzana y un poco del agua de la cocción de la pasta.
  6. Removemos un poco más hasta que la salsa esté suave y bien mezclada con la pasta.
  7. Retiramos del fuego, servimos inmediatamente espolvoreando queso parmesano vegano por encima y ¡lo disfrutamos! =^__^=
TernUra Guisada http://ternuraguisada.com/

Pudin de chía, compota de manzana, yogur de soja y cereales

Pudin de chía, compota de manzana, yogur de soja y cereales
Raciones 2
Puede tomarse como postre o como estupendo desayuno. Hay que dejar reposar la chía en la leche unas 2-3 horas para que la chía suelte su mucílago y aporte una consistencia gelatinosa a la leche, pero queda mejor si lo dejamos una noche, porque queda más gelatinoso. Si removemos de vez en cuando durante el reposo, mejor, así evitamos que puedan quedar grumos.
Comparte tu opinión
Imprimir
Tiempo de prepa.
5 min
Tiempo de cocción
40 min
Tiempo total
45 min
Tiempo de prepa.
5 min
Tiempo de cocción
40 min
Tiempo total
45 min
Ingredientes
  1. • 1 vaso de leche vegetal (soja, avena,arroz...).
  2. • 6 cucharadas de chía.
  3. • 1 yogur de soja (natural o de sabor).
  4. • 1/2 taza de cereales al gusto.
Para la compota
  1. • 1 manzana.
  2. • 1 ó 2 cucharadas de azúcar integral de caña eco o sirope de ágave.
  3. • Un poco de zumo de limón.
  4. • 1/2 cucharadita de canela.
Instrucciones
  1. • Primero de todo, repartimos la leche en dos vasos, tazas o el recipiente en el que lo vayamos a hacer y servir. Ponemos la mitad de la chía en cada uno (3 cucharadas en cada recipiente), lo removemos bien y lo dejamos reposar en la nevera.
  2. • Para hacer la compota de manzana, cortamos ésta en rodajas finas y la mezclamos en un recipiente o fuente pequeña para horno con el azúcar o sirope, el zumo de limón y la canela. Si la manzana se rompe al mezclar, mejor. Una vez bien mezclado, horneamos unos 40 minutos a 200º.
  3. • Cuando la compota de manzana esté hecha, la repartimos en los dos recipientes encima de la chía una vez reposada que ya, junto con la leche, tendrá una consistencia más sólida y gelatinosa. Encima echamos el yogur, repartiéndolo también en los dos recipientes y, finalmente, agregamos encima de todo los cereales que hayamos elegido.
  4. ¡Que aproveche!
Notas
  1. La chía es una estupenda fuente de omega-3 y fibra.
  2. Si queremos, también podemos hacer este mismo pudin pero con la manzana cruda o cualquier otra fruta en vez de la compota para que sea menos dulce y más ligero.
TernUra Guisada http://ternuraguisada.com/

Canelones de paté de almendras

Canelones de paté de almendras
Raciones 4
Este receta la adapté de una que publicó la revista Cocina Vegetariana. En la receta original utilizan nata pero yo he optado por hacer, en su lugar, una rica bechamel vegana y, por supuesto, cambiar el queso que venía en la receta por su variante vegetal.
Comparte tu opinión
Imprimir
Tiempo de prepa.
35 min
Tiempo de cocción
25 min
Tiempo total
1 hr
Tiempo de prepa.
35 min
Tiempo de cocción
25 min
Tiempo total
1 hr
Para los canelones
  1. • Unas 15 placas para hacer canelones (pueden ser precocidas, en cuyo caso sólo hay que remojarlas en agua caliente).
  2. • 1 cebolla grande.
  3. • 125 gr. de almendras molidas.
  4. • 8 lonchas de queso de sandwich vegano. Yo utilizo y recomiendo cualquiera de las variantes de la marca Violife. Se encuentra algunos herbolarios, comercios ecológicos y tiendas especializadas.
  5. • Aceite de oliva virgen extra.
  6. • Sal.
  7. • Queso vegano rallado (opcional).
Para la bechamel
  1. • 3 cucharadas soperas de harina integral de trigo.
  2. • Leche de soja natural (sin endulzantes: sólo agua, habas de soja y, si acaso, puede tener sal; pero nunca endulzantes).
  3. • Nuez moscada.
  4. • Aceite de oliva virgen extra y/o margarina vegetal no hidrogenada.
  5. • Sal.
Para espolvorear tras el horneado
  1. • Queso vegetal rallado o queso parmesano vegano hecho en casa (ver receta más abajo).
Instrucciones
  1. Primero de todo, vamos poniendo en remojo las láminas de canelones, según indicaciones de la marca.
  2. Picamos la cebolla muy fina y la ponemos a rehogar en una sartén con aceite caliente y un poco de sal para dorarla, a fuego medio-suave.
  3. Una vez doratita y transparente, la pasamos a un vaso de batidora y la batimos echando, poco a poco, la almendra rallada. Si vemos que queda demasiado espesa, seca o dura, echamos un poco de agua a ojo. Tiene que quedar con una consistencia de un paté. Reservamos y vamos precalentando el horno a 180º.
  4. Calentamos en una sartén un poquito de aceite y una cucharada o dos de margarina vegetal. Añadimos las cucharadas de harina integral de trigo y removemos bien y rápidamente. En cuanto la harina se dore, agregamos leche de soja, sal, nuez moscada a gusto, y removemos bien mientras se cuece, hasta obtener una bechamel suave.
  5. Montamos los canelones: encima de cada lámina del canelón, ponemos media loncha de queso vegetal y una cantidad suficiente del paté de almendra. Los enrollamos y los colocamos en una fuente para horno en la que previamente hemos pulverizado o untado un poquito de aceite para que los canelones no se peguen al fondo. Cuando tengamos todos los canelones en la fuente, cubrimos con la bechamel. Horneamos unos 15-20 minutos y, pasado ese tiempo, si lo deseamos espolvoreamos con queso vegetal rallado y gratinamos unos 5 minutos más.
  6. Si hacemos un queso parmesano vegano, espolvoreamos luego por encima una vez sacada la fuente del hormo, justo antes de servir.
Notas
  1. El queso parmesano que podemos hacer para espolvorear al final del horneado, es semejante al parmesano en polvo que nos echamos en los platos de pasta en los restaurantes italianos, pero no sirve para gratinar, sino como condimento final. Por eso, lo echamos al sacar el plato del horno.
Para hacerlo, hace falta
  1. - 1/2 taza de anacardos crudos y sin sal.
  2. - 2 cucharadas de levadura de cerveza o levadura nutricional
  3. - 1/2 cucharadita de sal marina fina
  4. - 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  5. Lo mezclamos todo bien en una picadora y ¡listo!
TernUra Guisada http://ternuraguisada.com/

Pasta con shiitake y nueces

Pasta con shiitake y nueces
Raciones 2
Comparte tu opinión
Imprimir
Tiempo de prepa.
5 min
Tiempo de prepa.
5 min
Ingredientes
  1. • Pasta para dos personas (unos 200gr.). Yo, en este caso, he usado pasta ecológica de trigo negrillo, que se cuece en 7 minutos y está muy rica; pero puedes utilizar cualquier pasta, claro.
  2. • 1/2 cebolla.
  3. • 150-200 grs. de setas shiitake.
  4. • 1 brick de nata de arroz de 200 ml.
  5. • 1 puñado de nueces.
  6. • 1 pizca de nuez moscada.
  7. • Sal y aceite de oliva virgen extra.
Instrucciones
  1. Primero de todo, hemos tenido que limpiar y secar bien las setas.
  2. Cocemos la pasta como siempre se hace: en abundante agua hirviendo con sal. El tiempo, depende de cada tipo de pasta. La pasta de trigo negrillo que he utilizado esta vez, se cuece en apenas 7-8 minutos.
  3. Mientras se cuece la pasta, calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva en una sartén y vamos pochando la cebolla bien picadita, con un poco de sal, a fuego suave. Cuando esté blandita, añadimos las setas cortadas en trozos.
  4. Seguimos haciendo unos 5-10 minutos y, cuando las setas estén también blandas, agregamos la nata de arroz, removemos, y dejamos cociendo a fuego medio para que la nata se espese y se consuma un poquito.
  5. Rectificamos de sal y añadimos nuez moscada, a gusto. A mi me gusta echar bastante. Seguimos haciendo removiendo y, cuando ya le falte poco, añadimos el puñado de nueces picaditas. Yo prefiero agregar las nueces casi al final para que no se cuezan mucho y mantengan las propiedades que tienen en crudo.
  6. Como la pasta ya estará hecha y escurrida, la añadimos a la sartén, removemos un poco más para que se impregne bien de toda la salsa de setas y nueces y... ¡lista para comer!
TernUra Guisada http://ternuraguisada.com/

Níscalos con patatas y salchichas de tofu (opcional)

Níscalos con patatas y salchichas de tofu (opcional)
Raciones 2
Comparte tu opinión
Imprimir
Tiempo de prepa.
10 min
Tiempo de cocción
50 min
Tiempo total
1 hr
Tiempo de prepa.
10 min
Tiempo de cocción
50 min
Tiempo total
1 hr
Ingredientes
  1. • 300-400 grs. de níscalos.
  2. • 1 patata grande.
  3. • 1 cebolla.
  4. • 1 pimiento verde.
  5. • 1 diente de ajo.
  6. • 1 cucharadita de pimentón de la Vera.
  7. • Perejil fresco.
  8. • Sal y aceite de oliva virgen extra.
  9. • 2 salchichas de tofu (opcional).
Instrucciones
  1. Antes de nada, conviene el día antes lavar bien los níscalos y dejarlos escurrir para que estén completamente secos al usarlos*.
  2. Calentamos en una cazuela un poco de aceite de oliva y echamos la cebolla bien picadita con un poco de sal. Dejamos que se poche a fuego suave hasta que empiece a transparentar, que es cuando añadiremos el pimiento verde, también picado o cortado en trozos pequeños. Seguimos guisando hasta que el pimiento ablande un poco.
  3. Cuando el pimiento y la cebolla están blanditos, agregamos los níscalos. Si son muy grandes mejor trocearlos. Si son pequeños, se pueden echar enteritos. Seguimos rehogando unos minutos más y añadimos el ajo y el perejil fresco picaditos.
  4. Al cabo de un par de minutos o tres, añadimos la patata cortada en trozos. Córtala rompiéndola de manera que chasque para que así suelte almidón al cocer y espese el caldo. En este momento, echamos también las salchichas de tofu si queremos (no es necesario) y espolvoreamos todo bien con el pimentón, revolviendo el guiso para que se mezcle todo. Comprobamos el punto de sal y echamos la que sea necesaria, a gusto.
  5. Dejamos sofreír unos minutos más y añadimos agua hasta cubrir los ingredientes. Subimos el fuego al máximo y, cuando empiece a hervir, lo bajamos a fuego medio y dejamos cocer destapado de 30 a 40 minutos. Revisamos de vez en cuando por si hay que añadir un poquito de agua.
  6. Transcurrido ese tiempo ¡listos para tomar!
Notas
  1. * Limpiar los níscalos, si son cogidos del campo, tiene su misterio ya que suelen traer tierra y mucha suciedad y hay quien dice que se lavan sólo con un paño húmedo sin meter en agua las setas, y hay quien dice que sí se metan en agua.
  2. Yo los compré así que, no estaban muy sucios y sí que los limpié bajo el grifo. Ahí, cada cual, que lo haga a su manera.
TernUra Guisada http://ternuraguisada.com/

Sopa de lentejas rojas y cacahuete

Sopa de lentejas rojas y cacahuete
Raciones 4
Esta receta es una de las del libro de Adriana Otemberg "La nueva cocina vegetariana". Tiene recetas interesantísimas y esta es una de las que más hago, personalizándola un poco ya que la original lleva picante.
Comparte tu opinión
Imprimir
Tiempo total
45 min
Tiempo total
45 min
Ingredientes
  1. • 1 cebolla pequeña picada.
  2. • 1 chorrito de aceite de oliva-
  3. • 1/2 cucharadita de comino molido.
  4. • 100 grs. de calabaza.
  5. • 100 grs. de zanahorias.
  6. • 150 grs. de lentejas rojas.
  7. • 800 ml. de agua.
  8. • 2 cucharadas soperas de crema de cacahuete natural (es decir cacahuete 100%).
  9. • 1/4 taza de salsa de soja.
Instrucciones
  1. Primero, picamos la cebolla y la rehogamos en una cacerola unos 5 minutos junto con el comino molido a fuego medio-bajo para evitar que el comino se queme. Retiramos del fuego y lo pasamos a un baso de batidora donde, añadiendo un poco de agua, lo trituramos.
  2. En la cacerola volvemos a echar un pelín de aceite y agregamos la calabaza cortada en dados y la zanahoria cortada en trozos pequeños, junto con las lentejas. Las lentejas rojas no necesitan estar en agua antes de su uso. Tan sólo ser lavadas un poco antes de añadir a la cazuela. Sofreímos un poquito y añadimos la pasta de cebolla y comino de la batidora. Una vez sofrito un poco, añadimos el agua, un poco de sal y dejamos que alcance el punto de cocción. Dejamos cocer unos 25 minutos a fuego medio.
  3. Mientras cuece, mezclamos en una taza la pasta de cacahuete con un poco del agua de la cocción para diluirla un poquito. Una vez disuelta un poco la pasta de cacahuete, la añadimos, a la sopa, cmás o menos a la mitad de la cocción, junto a la salsa de soja, mezclando bien.
  4. Como veréis, las lentejas se habrán deshecho bastante dando a la sopa una consistencia espesita muy agradable.
  5. ¡Ya está lista para comer!
TernUra Guisada http://ternuraguisada.com/

Salpicón de coliflor

Salpicón de coliflor
Raciones 4
Esta es una receta original del estupendo blog de cocina vegana "Mute Food". No dejéis de pasaros a ver sus recetas porque ¡son estupendas! Esta es una de esas recetas que ayudan a derribar el mito de que la coliflor es aburrida y que sólo se puede hacer cocida... Yo, en este caso, he adaptado un poquito la receta ya que, no sé si os habréis dado cuenta de que jamás uso picante en mis recetas. No me gusta nada ^__^ Y, de la misma manera que siempre uso cebolla para mis sofritos y guisos, pocas veces -o ninguna- la uso cruda porque... ¡pica mucho para mi! >.< Así que, al tratarse de un salpicón o una especie de vinagreta de coliflor, la receta original lleva cebolla cruda picada o cebolleta pero... yo, la elimino. Vosotros sois libres de ponerla y tener luego ese... estupendo aliento jajajaja!!! A cambio, podemos añadir pimientito verde que está muy riquito. También he añadido sal negra del Himalaya para darle un toque a huevo duro.
Comparte tu opinión
Imprimir
Tiempo de prepa.
15 min
Tiempo de cocción
10 min
Tiempo de prepa.
15 min
Tiempo de cocción
10 min
Ingredientes
  1. • 1 coliflor pequeña.
  2. • 2 patatas grandes o 3 medianas.
  3. • 1 pimiento rojo mediano o medio si es grande.
  4. • 1 pimiento verde (opcional).
  5. • 1 aguacate.
  6. • 1 manojito de perejil.
  7. • Aceite de oliva virgen extra.
  8. • Vinagre de manzana.
  9. • Sal negra del Himalaya.
  10. • Sal normal.
Instrucciones
  1. Lavamos bien la coliflor y la cortamos en flores pequeñas; cortamos las patatas en dados y ponemos ambas a cocer en agua hirviendo con sal unos 10 minutos. Hay que estar pendientes de no pasarnos con la cocción para que ésta quede al dente y que no se deshaga y para que las patatas queden bien cocidas, pero sin deshacerte tampoco. No es difícil porque el tiempo de cocción es el mismo. Así que ¡no pasarse!
  2. Mientras, lavamos los pimientos y los picamos. CPelamos el aguacate y lo cortamos en dados y picamos muy bien el perejil. Lo vamos poniendo en una fuente de horno o en un recipiente de cristal semejante, que tenga un poco de profundidad.
  3. Cuando la coliflor y las patatas están listas, las escurrimos pasándolas por agua fría para cortar la cocción y evitar que se sigan cociendo y deshagan.
  4. Una vez enfriadas un poco, las añadimos a la fuente. Salamos con ambas sales (normal y del Himalaya, sin pasarnos), añadimos un buen chorro de vinagre, bien generoso, y bastante aceite. Va un poco a gusto dependiendo de lo fuerte que queramos el sabor a vinagre. Removemos todo bien y lo dejamos macerar en la fuente unas ocho horas. Mejor de un día para otro.
  5. Para servir, escurrimos un poco el aceite y ¡listo!
  6. Es un plato que, según pasa uno o dos días, está más rico porque las verduras han cogido mejor el sabor del macerado. En la foto de esta receta, el salpicón está de 3 días y, como veis, está bastante mezclado todo y la salsita se va como espesando. Mmmm... ¡un placer para el paladar!
TernUra Guisada http://ternuraguisada.com/

Curry japonés vegano

Curry japonés vegano
Raciones 2
Esta es una receta veganizada del típico plato de curry japonés. La manera de elaborar la salsa es la misma pero en este caso nos encargamos de cambiar el pollo por seitán, tofu o tiras de "no pollo". ¡Queda impresionantemente rico!
Comparte tu opinión
Imprimir
Tiempo de prepa.
10 min
Tiempo de cocción
30 min
Tiempo total
40 min
Tiempo de prepa.
10 min
Tiempo de cocción
30 min
Tiempo total
40 min
Ingredientes
  1. • 1 taza de arroz cocido.
  2. • 1 cebolla.
  3. • 2 zanahorias.
  4. • 2 patatas pequeñas o 1 grande.
  5. • 1 bloque de seitán (250gr.). También puede usarse 1 bloque de tofu firme o tiras de "No pollo" (a la venta el tiendas veganas. Yo utilizo las de la marca "La carnicería vegetariana", que están riquísimas).
  6. • 2 cucharaditas de curry.
  7. • 2 tazas de agua (aprox.)
  8. • 1 buen chorro de mirin.
  9. • 1 pastilla de caldo vegetal (o una cucharada de miso).
  10. • 2 cucharadas de harina integral de trigo.
  11. • Aceite de oliva virgen extra y sal.
Instrucciones
  1. Calentamos un poco de aceite de oliva en una sartén alta o una cazuela ancha y rehogamos la cebolla picada con un poco de sal. Al ratito, cuando empiece a transparentar, añadimos las zanahorias cortadas en rodajas y las patatas en trozos.
  2. Mientras, en otras sartén también con un poquito de aceite, doramos un poco el seitán cortado en trozos (o el tofu o las tiras de "no pollo"). Una vez un poco doradito, lo añadimos a la sartén de la cebolla, zanahoria y patatas. Agregamos el mirin y seguimos rehogando rectificando el punto de sal. Cuando la cebolla está tierna, se echa la pastilla de caldo de verduras desmigajada (o una cucharada de miso disuelta en un poquito de agua muy caliente), las cucharadas de curry, se remueve un poco y se cubre con el agua. Echamos las dos cucharadas de harina removiendo para que ésta se deshaga bien sin hacer grumos.
  3. Se deja cociendo a fuego suave hasta que las patatas y las zanahorias estén tiernas.
  4. Mientras, hemos cocido el arroz. Se sirven juntos en un plato el curry y el arroz.
TernUra Guisada http://ternuraguisada.com/

Ensalada de alubias blancas y quinoa

• 2 tazas de alubias blancas cocidas (pueden ser de bote, pero ecológicas y sin conservantes).

• 1 taza de quinoa.

• Unas ramitas de brécol (a gusto, aproximadamente entre 1/4 y 1/2 de un brécol pequeño).

• 1 taza de pepinillos en vinagre.

• Un puñadito de pipas de girasol crudas, sin tostar (puedes echarlas tostadas pero varía el sabor y crudas son más sanas).

• Semillas de sésamo negro.

• Perejil picado.

• Eneldo seco.

• Aceite de oliva virgen extra, sal y vinagre.

Primero de todo, lavamos bien las ramitas de brécol y las cocemos apenas 5 minutos en agua hirviendo. No hay que pasarse para evitar que el brécol se quede blando o cambie mucho de color: tiene que estar al dente, no blandurrio. Es muy importante. Cuando estén un poco blandas, escurrimos y enfriamos debajo del grifo para cortar la cocción. Dejamos enfriar.

Lavamos la quinoa un poco en un colador debajo del grifo y la cocemos con el doble de volumen de agua que de quinoa (en este caso, dos tazas de agua para una de quinoa). Para cocer la quinoa la ponemos en una cacerola o cazo con el agua a fuego fuerte, esperamos a que alcance el punto de hervor y, una vez alcanzado, tapamos, bajamos el fuego al mínimo y cocemos 10 minutos.
Una vez cocida escurrimos y dejamos enfriar.
Mientras, cortamos los pepinillos en rodajitas y los mezclamos en un bol o ensaladera con las alubias bien escurridas también, las pipas y el sésamo. Cuando el brécol la quinoa hayan enfriado, las añadimos también a la ensaladera.
Echamos bien de sal a gusto y aliñamos con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, eneldo seco, un poco de perejil picado y bastante vinagre.
removemos todo y… ¡a disfrutar!