Estofado de judías y calabaza con wakame

Estofado-judias-y-calabaza-2Ingredientes (4 personas):

• 1 bote judías blancas cocidas ecológicas.

• 250 grs. de calabaza.

• 1 puerro.

• 2-3 dientes de ajo.

• 3 cucharadas de salsa de tomate casero.

• 1 tira de alga wakame de unos 5 cm. (o un puñadito pequeño si viene en trozos).

• 1/2 pimiento rojo.

• 1 pimiento verde italiano.

• 1 cucharadita de cúrcuma.

• 1 cucharadita de jengibre fresco rallado.

• 1 cucharadita de comino molido.

• 1 cucharada de pimentón dulce de la Vera.

• Aceite de oliva virgen extra.

• 1 cucharada y media de caldo de verduras deshidratado (o una pastilla de caldo vegetal).

• Sal.

………………………….

Indicaciones:

Primero de todo ponemos a hidratar las algas unos 15 minutos en una taza con agua caliente y dejamos escurrir las judías.

Cortamos en rodajas finas el puerro, los pimientos en trozos y picamos los ajos. Pelamos la calabaza y la cortamos en cuadraditos.

En una cazuela ponemos a calentar unas 3-4 cucharadas de aceite y rehogamos el puerro con el ajito, los pimientos y un poco de sal, unos 7 minutos, hasta que el puerro empiece a ablandar. Añadimos la salsa de tomate y seguimos pochando un rato. Echamos la calabaza y seguimos haciendo a fuego suave un ratito. Agregamos las especias y el jengibre rallado y mezclamos todo bien mientras seguimos rehogando para que se mezclen bien los ingredientes con las especias y éstas empiecen a soltar su aroma. Al poquito, echamos unas 3 tazas de agua. Tapamos la olla, subimos el fuego, esperamos a que hierva y añadimos la cucharada de caldo vegetal o la pastilla. Bajamos el fuego a fuego suave y dejamos cocer a unos 25 minutos.

Transcurrido este tiempo, añadimos las judías bien escurridas y las algas junto con su agua de remojo. Esperamos de nuevo a que hierva, rectificamos de sal si es necesario y seguimos cociendo el guiso unos 7-10 minutos más.

Transcurrido este tiempo… ¡a disfrutarlo!

Estofado-judias-y-calabaza-1

¡Bienvenidos!

Entrada-bienvenidaEste blog tierno, es el resultado de la frecuente situación a la que los veganos nos enfrentamos cuando decimos que no comemos carne, ni pescado, ni leche, ni huevos, ni miel… y cuando el resto de los mortales, asombrados, nos pregunta: pero entonces… ¡¿qué comes?!

A pesar de que explico que, desde que me hice vegana, mi lista de ingredientes en la cocina ha aumentado considerable y maravillosamente descubriendo muchos de ellos que ni siquiera conocía, empecé a querer demostrarlo subiendo a mi Facebook fotos y el nombre de cada plato rico que me hacía para comer.

Esto comenzó, para mi asombro, a suscitar interés por los platos que me hacía y a que me fueran solicitadas sus recetas. Éstas, son fruto de mi interés por la cocina y nutrición vegana, de la consulta de libros de cocina vegana, de revistas, o veganizando por mi cuenta platos de toda la vida que anteriormente hacía, veganizando recetas vegetarianas, etc. Como las recetas de este blog no siempre son experimentación mía, siempre que no sea así indicaré la fuente de la que han sido tomadas.

Y así es como ha nacido «TernUra guisada». Platos en los que cambio un animal por toda la ternura del mundo. Platos éticos con los animales y 100% libres de su sufrimiento. ¡Yo cambio la ternera, por la ternura! Y tú, ¿te animas?

^__^